LA PANDILLA

Muchos españoles descubrimos la serie La Pandilla gracias a su emisión en el programa La Bola de Cristal, pero la historia de esta pandilla de mocosos viene de mucho antes, y tiene connotaciones de maldición. El título original de la serie era Our Gang y surgió como una serie de ochenta cortos para emitirse en los cines durante los años 30. La idea fue del productor Hal Roach, uno de los pioneros del cine cómico en Hollywood, fue el hombre que descubrió al gordo y el flaco, Laurel & Hardy. Dichos cortos estaban protagonizados por un grupo de niños de un suburbio acompañados por un perro. Muchos de los actores ni siquiera iban aún a la escuela. Se considera que fue el primer intento de la industria cinematográfica de presentar a los niños de una manera natural. La popularidad de la serie resurgió en 1955 cuando una nueva generación descubrió las andanzas del grupo en su paso a la televisión, con el nombre de The Little Rascals.

La serie cuenta con una siniestra maldición, ya que la mayoría de sus intérpretes tuvieron un destino trágico. Pasemos a repasar algunos de los casos: Norman Chaney (Chubby) era el niño gordito de la serie, cuando llegó a la adolescencia su peso llegó a los 140 kilos. Se sometió en 1935 a una operación de tiroides y bajó su peso a 62 kilos pero no llegó a recuperarse, muriendo con 18 años en 1936. Robert Hutchins (Wheezer) combatió en la II Guerra Mundial, muriendo en 1945, con 19 años, al colisionar su avión durante un entrenamiento. William Robert Laughlin (Froggy) muere con 16 años en 1948 en un accidente. Scotty Beckett se convirtió en un galán joven de éxito en el cine tras abandonar Our Gang. Tras tener varios problemas con drogas y alcohol acabó hundiendo su carrera y suicidándose con una sobredosis de barbitúricos en 1968, tenía 38 años. Mickey Daniels murió de cirrosis a los 56 años. Darla Hood muere en 1979, contrayendo la hepatitis en una sencilla operación quirúrjica. Matthew Beard tuvo una vida conflictiva, relacionado con el crimen y hundido por las drogas, muere en 1981 de un ataque al corazón. Por su parte Kendall McComas se suicidió en 1981.


Otro caso trágico fue el de uno de los actores más populares de la serie, Carl Switzer, que en la serie interpretaba el papel de Alfalfa, el niño de gracioso flequillo que siempre intentaba conquistar a las chicas. Carl fue incapaz de consolidar su carrera adulta, pese a contar con amigos tan poderosos como Henry Fonda. A los 32 años Carl estaba arruinado y alcoholizado. Se hizo guía de caza en el norte de California. Carl tuvo una discusión con un amigo por cincuenta centavos (que Carl había pagado para recuperar el perro de su compañero y quería que éste le devolviese) y acabó muerto. En una pelea Carl estrelló un pesado reloj de cristal sobre la cabeza de su compañero, éste sacó su revólver y en el forcejeo Carl acabó muerto de un tiro. Era 1959. En el juicio posterior se consideró "homicidio justificado" y los cargos fueron desestimados. Años después el hijastro del compañero de Carl reconoció que su padrastro ya estaba armado cuando Carl entró, convirtiéndose la muerte de Alfalfa en un asesinato en toda regla.

Otro protagonista de Our Gang fue Robert Blake. Blake contó con más suerte artística que sus compañeros. Tuvo varias oportunidades en la televisión y el cine, destacando en su papel de asesino en la adaptación de la novela de Truman Capote A Sangre Fría (In Cold Blood, 1967). Pero Blake es recordado ante todo por su papel de detective en la serie Baretta entre 1975 y 1978. Blake había sufrido en su niñez abusos físicos y psicológicos por parte de su padre alcohólico y llegó a la edad adulta con una personalidad violenta. Esta violencia se presentaría en varias ocasiones como cuando le puso un revólver en la boca a su primera mujer y le amenazó con matarla si no le concedía la custodia de sus hijos. En 1998 Blake conoció a Bonnie Lee Bakley en un club de Los Ángeles. Dos años después ella se queda embarazada y se casan. Blake siempre acusó a Bonnie de haberse quedado embarazada a propósito para forzar su matrimonio, con lo que siempre tuvieron una relación distante. El 4 de Mayo de 2001 ambos charlaban en un restaurante. Al salir Blake dejó a su esposa en el coche pues había dejado su revólver dentro. Al salir encontró a su esposa agonizando con dos tiros, uno en la espalda y otro en el oído derecho. Blake llamó a la policía en el restaurante, pero pese a los intentos de los equipos médicos no pudieron reanimarla. Blake y su abogado comenzaron una campaña difamatoria contra Bonnie, quien era una cazatalentos obsesionada con los famosos, que ya había tenido problemas legales con el rockero Jerry Lee Lewis y Christian Brando, hijo mayor de Marlon Brando. Pese a estos intentos de crear una cortina de humo, tras las investigaciones pertinentes Blake y su guardaespaldas fueron detenidos por la preparación y la ejecución del asesinato de Bonnie, a quien parece que le disparó el mismo Blake. Su detención fue televisada y se convirtió en la nueva carnaza de las noticias. En 2005 es declarado inocente. No es casual que contara con la ayuda y los consejos de otro "culpable redimido" como es O. J. Simpson, quien ya había pasado tras la experiencia de ganar un juicio imposible tras matar a su esposa.

1 comentario:

Rebeca dijo...

Parece una verdadera película de terrorrrrr la vida real de éstos...

Con los buenos recuerdos que me traen y lo que me gustaban estos pequeñitos...