DEJAD QUE LOS NIÑOS... SE ACERQUEN

Hoy trataremos un tema delicado. Pero intentaremos hacerlo con el humor que caracteriza a estas páginas, por no traicionar nuestro escaso estilo, aún tratándose de un tema escabroso. Hablaremos de ciertas celebridades que han sido puestas en entredicho por actividades pedófilas. En el caso de Gary Glitter (foto superior), una de las estrellas más decadentes del glam rock setentero pese a sus 26 éxitos en las listas, su delito fue coleccionar porno infantil. La policía le incautó 4.000 fotos pedófilas en 1999, siendo catalogado como pervertido, tras lo cual su popularidad sufrió un serio revés. Posteriormente fue expulsado de Camboya por delitos sexuales y actualmente está en una prisión vietnamita, acusado de realizar actos abscenos con dos niñas de 10 y 11 años en dicho país. En 2006 fue condenado a cumplir tres años en la cárcel. Glitter, de 63 años, se defendió diciendo que enseñaba a las niñas a hablar inglés, algo que me podría llegar a creer, sobre todo si tenemos en cuenta que uno de sus mayores éxitos fue la canción Do You Wanna Touch Me (Oh Yeah) (¿Quieres tocarme?, oh sí). Desafortunadamente para los infantes del mundo el depravado Glitter saldrá de prisión el próximo Agosto. Otro acusado de coleccionar porno infantil fue Pete Townsend, guitarrista y alma mater de The Who, quien se justificó diciendo que estaba realizando un estudio sobre la pedofilia. En el caso de Townsend la cosa viene de lejos, ya que él mismo sufrió abusos por parte de su abuela. Acabamos nuestra historia del día con el pedófilo preferido en wonderland, Michael Jackson, un personaje que vive en una burbuja, tenía un zoo privado, se casó con la hija de Elvis, contrató una madre de alquiler para tener a sus hijos, se borró su propia piel (y su nariz)... tantas y tan conocidas excentricidades que no merece la pena ni recordarlas. Sus cargos por pedofilia fueron retirados a golpe de talonario. Él también tuvo una infancia conflictiva, y llegó a decir que Diana Ross había abusado de él. Lo cierto es que él siempre quiso ser Diana. Pero no se puede chico, Diana sólo hay una, y tú no le llegas a la suela del zapato a la diva del soul. Desde sus problemas con la justicia no vende discos y es más impopular en EEUU que los obispos católicos. Imaginamos que echa de menos sus tiempos de gloria junto a Quincy Jones. La última noticia que tengo de Michael es que va a hacer un reality show con sus hermanos, algo que me perturba cada noche, y siempre acabo levantándome con un sudor frío recorriendo mi espalda. Bueno, para quitarnos el mal sabor de boca por el capítulo de hoy les dejo un vídeo estupendo. Y no olviden mineralizarse y vitaminizarse. ¡Kolemar!